Nuestro blog

Tomar conciencia del propio ser, corporal y emocional, así como responsabilizarse de la propia existencia, de lo que uno es, hace, siente y piensa, es parte del proceso terapéutico. El único momento real, el momento en el que las posibilidades de ser, estar, sentir y hacer son reales, es el ahora. Hacerse cargo, responsabilizarse de esto, permite el desarrollo pleno de la persona. Tomando conciencia de aquellos aspectos que son aceptados y de los que han sido rechazados y, no por ello, han dejado de ser parte del si mismo.